Saltar al contenido

Oración para separar a dos personas


En ocasiones, la persona que queremos a nuestro lado está siendo manipulada por otra y por tanto no logra ver los sentimientos que tenemos hacia él o ella. Es allí cuando queremos con todas nuestras fuerzas que se separen, para lograr llamar su atención y lograr juntos la felicidad.

Oración para separar a dos personas

Hay oraciones que pueden concedernos tal deseo. No se trata de la realización de algún hechizo maligno, sino de la intención de hacer que una pareja mal fundada se separe para bien propio o, incluso, por el bien de ellos.

Estas oraciones pueden ser hechas por madres que no quieren que sus hijos compartan su vida con alguien de dudosa reputación o malos sentimientos. También la realizan personas que sufrieron engaños o que están solo por causa de malas intenciones de otros.

En cualquiera de los casos, las siguientes oraciones pueden ser tan efectivas como creas en ellas. Para que logues tu cometido deberás asegurarte de creer en que obtendrás resultados positivos y que en ningún momento esperas que un tercero sufra.

Oración a San Isaac para separar a dos personas

“San Isaac, poderoso entre los santos,

tú que velas por que el bien prevalezca

y nos proteges del mal,

tú que tienes gran sabiduría

sabes lo que conviene a tus siervos.

San Isaac, poderoso entre los santos,

tú que velas por que el bien viva entre nosotros

y nos proteges de las malas influencias,

tú que tienes gran sabiduría

sabes lo que conviene a tus siervos,

Te ruego que mantengas lejos a (nombre) de (nombre)

Que pongas distancia entre ellos para siempre

de forma que nunca vuelvan a encontrarse.

Que no puedan verse, ni sentirse,

ni olerse nunca más.

Te pido San Isaac que no permitas que (nombre) y (nombre)

puedan volver a compartir nada y que en la intimidad

sientan asco y repulsión.

Gracias San Isaac por tu eterna ayuda,

por escucharme y atender mis plegarias siempre,

me comprometo a difundir esta tu oración

para que otros que comparten mi pesar

puedan vivir en paz.

Que así sea y así será.

Amén”.

Esta oración es bastante directa y logra especificar cuáles son los pasos a seguir para que dos personas logren separarse. Invocar a san Isaac, conocido por resolver problemas amorosos, podría ser tan efectivo como esperas, obteniendo resultados más pronto de lo que esperas. San Isaac también puede ayudarnos a combatir las tristezas causadas por el mal de amor y cualquier otra afección.

Oración a la Santa Muerte para separar a dos personas

“Oh, Santa Muerte vengo a ti para implorarte a que me ayudes,

estoy decepcionado de la vida, mis mejores años

se los di a un hombre que amo

se separó de mí para irse con otra mujer

castiga a esa mujer que me está haciendo daño,

quiere destruir mi matrimonio aléjala de (nombre de esa persona)

para que vuelva a mí para siempre.

Santa Muerte, haga que (nombre de esa persona)

empiece a odiarla y tenerle desconfianza,

se dé cuenta que lo están utilizando,

lo único que busca es su dinero y diversión

está con él por interés, te pido que separes a mi amado

de todo lo que lo aleja de mí

las lágrimas derramadas por mí por culpa de otra,

se conviertan en sufrimientos duros para ella.

Oh, Niña Blanca usa tus poderes para sacar del juego

a la otra mujer, Santa Muerte te pido que traiga a (nombre de esa persona)

en este momento frente a mí

tráigamelo de vuelta mansito como un corderito,

se le olvide el nombre de la otra mujer

haga que se postre en mis pies y pida perdón.

Oh, Santa Muerte haga que (nombre de esa persona)

no se resista mis deseos

haga que en su mente solo piense de nuevo en mí

me suplique pidiendo clemencia, perdón implorándome amor

que podamos ser felices de nuevo como antes

no me dejes sola Santa Muerte.

Amén”.

La Santa Muerte, vista por muchos como una entidad que resuelve problemas de toda índole, puede servir para separar a dos personas rápidamente.

Oración a san Cipriano para separar a una pareja

“Pido permiso a Dios Padre Todo Poderoso

Creador del cielo y de la tierra,

pido permiso a mi señor Jesucristo,

mi único y verdadero Salvador,

y pido permiso al Espíritu Santo,

que juntos forman un solo Dios;

pido su permiso y su bendición

para que mis suplicas y deseos me sean concedidos,

para que su protección y amparo Divino

no permita que ningún ente negativo

busque luz en este hogar,

ni tampoco se acerque a este lugar.

Pido permiso al santo Ángel de la guarda

de la persona que amo,

y pido la protección, la defensa y la bendición

de mi amado santo ángel de la guarda.

Por los poderes de san Cipriano

y de las tres almas que vigilan san Cipriano

 (nombre de la persona amada)

vendrá ahora detrás de mí (tu nombre)

va a venir arrastrándose y enamorado-a,

lleno-a de amor, de deseo,

para volver y pedirme perdón por mentir

y para pedirme en noviazgo

y más tarde en boda, lo más rápido posible.

San Cipriano,

tendré ese poder de que (nombre de esa persona)

olvide de una vez y para siempre

cualquier mujer/hombre que pueda estar en su cabeza

y vuelva a asumirme y declararse para que todos vean.

San Cipriano aleja de (nombre de esa persona) cualquier mujer/hombre,

en especial separa a (nombre de esa persona) de (nombre de esa persona),

que jamás vuelvan a estar juntos,

que jamás se vuelvan a encontrar ni verse.

Que (nombre de esa persona)

me busque en todo momento, hoy y ahora,

deseando estar a mi lado,

que (nombre de esa persona) tenga la certeza

que soy la persona perfecta para él/ella,

que (nombre de esa persona) no pueda vivir sin mí,

que siempre tenga mi imagen en su pensamiento

en todos los momentos, en cualquier sitio y hora.

Ahora, con quien esté, en cualquier lugar que esté,

(nombre de esa persona) me buscará

porque su pensamiento solo está en mí,

y al acostarse quiero que solo sueñe conmigo,

y al despertar que solo piense en mí y me desee,

al comer piense en mí,

al pisar que solo piense en mí,

en todos los momentos de su vida solo piense en mí,

que quiera verme, sentir mi olor, tocarme con amor,

que (nombre de esa persona) quiera abrazarme, besarme, acariciarme,

cuidarme, protegerme, amarme

las 24 horas de todos sus días,

haciendo así que (nombre de esa persona) me ame cada día más

 y que sienta placer solamente con oír mi voz.

San Cipriano haz que sienta por mí

un deseo fuera del normal,

como nunca sintió, y nunca sentirá, por nadie más,

que encuentre placer sólo conmigo,

que tenga deseo solamente por mí

y que su cuerpo y pensamiento sólo a mí me pertenezcan,

que sólo tenga paz y sosiego si está bien conmigo.

Te agradezco de todo corazón a ti san Cipriano

por estar trabajando a mi favor

y voy a divulgar tu bendito nombre

en pago por amansar y dominar a (nombre de esa persona)

y traerlo/a hasta mí enamorado/a,

cariñoso/a, devoto/a, dedicado/a,

fiel y lleno-a de deseo a mis brazos.

Así sea”.