Saltar al contenido

3 hechizos para quitar el mal de ojos

El mal de ojo, aunque no está sustentado por la comunidad científica como una afección o enfermedad existente, sabemos que sí es algo real, que en ocasiones afecta sobre todo a niños. Basta con ver la experiencia de miles de madres que de un día para otro ni ellas ni doctores saben dar respuesta a “eso” que está afectando a sus hijos. Pero ¿cómo podríamos definir el mal de ojo?

El mal de ojo podría entenderse como un ataque al espíritu o alma de las personas que tiene repercusiones en el cuerpo físico. Es causado por una mirada mal intencionada, desde donde se pretende transmitir malas energías que desencadenan un malestar que no tiene explicación científica.

En muchas de nuestras religiones se ha aceptado la existencia del mal de ojo. Es por eso que en cada una de ellas se ha establecido un ritual para alejarlo.

Tipos de mal de ojo

Aunque parezca increíble, no todas las personas afectadas con mal de ojo fueron victimas de personas con malas intenciones, es decir, no siempre se intenta proporcionar el mal de ojo, a veces se transmite sin quererlo.

Es por eso que existe el mal de ojos intencional y el no intencional. Pero ambos tienen el mismo grado de afectación, por lo que no hay que subestimarlos.

Síntomas del mal de ojo

Tanto en niños como en adultos los síntomas son similares, solo que los infantes los manifiestan de otra manera: con un llanto continuo e inconsolable.Los síntomas pueden ser: mareos, mal humor, dolores de cabeza, fiebre ligera, sentir desdicha y muestras de mala suerte.

¿Por qué una simple mirada puede propiciar el mal de ojo?

A veces tenemos conflictos con otras personas y es entonces cuando se generan sentimientos negativos. De forma intencional la persona puede enviarnos una especie de maldición con todas sus fuerzas, provocándonos mal de ojo.

Otra causa de este mal es la envidia. Si mostramos algo nuevo en nuestras vidas a la persona equivocada, pueda que sienta envidia y nos envíe mal de ojo de manera intencional o no. Cabe destacar que la envidia es algo que las personas envidiosas no pueden evitar sentir y aunque luchen contra ello pueden causarnos mal.

Otro dato importante es que se dice que el mal de ojo no se puede transmitir a una persona del mismo sexo, es decir, un hombre no puede generar mal de ojo a otro hombre, o una mujer a una mujer, aunque ciertamente no hay forma de comprobar esto.

Cómo saber si alguien tiene mal de ojo

Como los síntomas del mal de ojo son tan ambiguos, es posible que no siempre sea justo mal de ojo lo que tengamos, así que hay que asegurarse de ello.

En cada religión se realizan diferentes rituales con los que se podrá saber si alguien tiene mal de ojo. Algunos católicos, en diferentes regiones de Latinoamérica, usan ramas de alguna planta para santiguar con ellas (o hacer la señal de la cruz) a los posibles afectados, si las hojas de la planta rápidamente se doblan, como si se pudieran tristes, es que la persona tiene mal de ojo.

Otro ritual habitual es usar agua, aceite de oliva y una oración. A un envase con agua se debe agregar una gota de aceite de oliva, rápido se empieza a decir una oración particular y si el aceite no se disuelve en el agua, quedándose todavía en forma de gota, quiere decir que tienes mal de ojo.

Rituales o hechizos para quitar el mal de ojo

Como hemos mencionado antes, el mal de ojo es visto como una especie de maldición que las personas lanzan para que otras se vean afectadas, tanto en el ánimo como en el aspecto físico. El fin del mal de ojo es provocar depresión. Es por eso que es muy importante librarse de ese mal, pues, podría agravar la situación de tristeza provocando aún más depresión.

Sin embargo, el mal de ojo está muy ligado a nuestra espiritualidad, por tanto, las oraciones y creencia en Dios debe estar presente en todo ritual para eliminarlo.

Es necesario que el mal de ojo lo trate de curar otra persona y no el afectado. Esa persona debe ser fiel creyente de las religiones y creer que realmente tienes mal de ojo, de lo contrario su escepticismo podría hacer que el ritual no surta efecto.

Ritual 1: Baño con sal marina

Necesitas:

  • 3 cucharadas de sal marina
  • Agua bendita
  • Incienso, de la fragancia que quieras
  • Una vela blanca

Casi al llegar la noche, prepara un baño de agua tibia en una bañera. Agrega la sal, el agua bendita y enciende la vela. Deberás pedir a Dios que esté presente en el ritual y que se lleve todo el mal que ha llegado a ti. Enciende el incienso con la vela pensando en que se disuelva el mal de ojo y mala suerte. Quédate en el agua por 9 minutos.

Si no tienes bañera, luego de un baño normal, podrás usar una jarra con el agua bendita y la sal para bañarte, desde la coronilla hasta los pies. También puedes mojar cada parte de tu cuerpo con la jarra.

Ritual 2: usar un huevo

Necesitas:

  •  1 huevo
  •  1 bol

Rezando un Padrenuestro, pasa un huevo por todo tu cuerpo. Al cabo de unos minutos el huevo se hará pesado, pues, habrá absorbido las energías negativas. Pero si no, si no crees necesario, coloca el huevo en un bol debajo de la cama para que termine de hacer su trabajo.

hechizos para quitar el mal de ojos

Ritual 3: infusión de ruda

  • Un litro de agua
  • Hojas de ruda
  • Un rociador

Coloca el agua en una olla y llévala al hervor, luego, añade las hojas de ruda y espera 2 minutos antes de apagar el fuego. Una vez que se enfríe, saca las hojas y agrega la infusión al envase rociador. Cada vez que te duches rocía tu cuerpo con ese líquido y di unas palabras en voz alta pidiendo a Dios que elimine el mal que está en tu cuerpo. Deja que se seque de forma natural, no con toallas.

Así podrás alejar el mal de ojo. Si es necesario, repite algunos de estos rituales por 3 días seguidos.