Saltar al contenido

Hechizos para curar enfermos

Las enfermedades son afecciones por los que ningún ser humano quiere atravesar. Aunque son parte de la vida y cada persona tiene un promedio de enfermedades que sufre a lo largo de su existencia, es normal que nadie quiera experimentarlas, y mucho menos si se trata de enfermedades crónicas.

Cuando estamos enfermos no solo nuestro aspecto físico cambia, sino que también sentimos gran decaimiento en el ánimo y es esto lo que nos motiva a quedarnos en casa bajo las sabanas sin ganas de hacer más nada que guardar reposo.

En algunas ocasiones las personas enfermas no sienten ganas de cumplir con el tratamiento indicado para poder curarse. Esto puede ser motivado por la poca efectividad que tienen los fármacos sobre ellos o una severa depresión que les impide mantenerse optimistas.

Magia blanca para curar enfermedades

Es en esos casos donde se puede usar otro tipo de métodos para encontrar la cura. Se trata de recurrir a ámbitos espirituales que, si bien no podemos demostrar científicamente que funcionan para esto, muchos testimonios afirman que algunas oraciones y rituales pueden ayudar a que cualquier enfermo se cure.

Desde tiempos muy antiguos diversas comunidades han realizado rituales y hechizos para conseguir lo que querían, desde una simple lluvia o que las tierras se volvieran más fértiles hasta que las personas con enfermedades se curaran.

Sobre todo en las etnias indígenas se ha usado la denominada “Magia blanca” para conseguir que los dioses realicen favores. En la actualidad, esas comunidades siguen creyendo y practicando algunos rituales que incluyen los de sanar heridas, tanto físicas como del alma.

Muchos hechizos fueron creados para conseguir el amor o hacer crecer la familia, pero también tienen una fuerte influencia en la salud de las personas pues, algunos creen que nuestro espíritu está ligado a todo lo que sentimos en nuestro cuerpo físico. Es por eso que los hechizos deben estar acompañados por una fuerza mental que potencie cada palabra dicha.

Hechizos para curar enfermos

Estos son algunos de los rituales que puedes poner en practica para ayudar a familiares o amigos a sanar. Si puedes realizarlos por tu propia cuenta entonces también podrás usarlos. Toma nota de cada uno de ellos:

Hechizo 1

Necesitas:

  • 6 velas blancas
  • Hojas de laurel
  • 1 cono de inciensos de sándalo
  • 1 quemador de incienso

Haz un circulo con las velas blancas y en el centro coloca todo lo demás. Ahora deberás decir lentamente y con voz baja las siguientes palabras: “Que la salud de (nombre de la persona) mejore o que no empeore. Escucha mis palabras y escucha mi ruego, libéralo/a de su enfermedad. Que así sea”.

Enciente el cono y respira profundo sobre el humo de los inciensos.  Piensa en la persona afectada y si lo prefieres vuelve a repetir las palabras con mucha fe.

Hechizo 2

Necesitas:

  • 3 velas (color púrpura, azul y blanca)
  • Aceite de mirra
  • Aceite de menta
  • Aceite de sándalo
  • 3 piedras de cuarzo
  • 3 trozos de papel

Sumerge cada una de las velas en los tres aceites y colócalas en forma de triángulo. Ahora haz lo mismo con las piedras, pero posiciónalas frente a cada vela.

En los trozos de papel, escribe el nombre del enfermo y ponlos en el centro del triángulo. Ahora deberás encender las velas pensando en la persona afectada. Imagínala sana y di tres veces lo siguiente:

“Mientras se queman estas velas, que la magia se haga, que la enfermedad desaparezca y se restablezca la salud de (nombre de persona enferma)”.

Si las velas no se consumen en tres horas, entonces apágalas.

Hechizo 3

 

Necesitas:

  • 6 velas grises
  • Aceite de jazmín
  • Una foto del enfermo
  • Un pequeño mazo de hinojo
  • Hojas de laurel
  • Incienso de sándalo

Las velas también pueden ser blancas en caso de que no consigas grises. Úntalas con aceite de jazmín y forma un circulo con ellas. Coloca todo lo demás en el centro del círculo. Ahora concéntrate en pedir que el enfermo se cure.

Estas plantas tienen poderes curativos, así que con la ayuda de las velas y el aceite harás que sus propiedades se apliquen al enfermo de forma mágica.

Si la persona está siendo afectada por problemas estomacales crónicos puede servir de mucho este ritual.

Hechizo 4

Necesitas:

  • Imagen del santo de tu devoción, como San Judas Tadeo
  • una sábana blanca
  • Una pieza de fruta dulce
  • Un trozo de pan
  • 5 vasos de agua

Coloca la sábana en el suelo limpio, y ubica todo lo demás en el centro, con los vasos ubicados en forma de círculo.

Ahora, con todos los materiales en el centro de la sábana, procede a decir una oración con la que te sientas identificado, o simplemente realiza una plegaria al cielo con una petición por la salud del enfermo. Debes hacerlo con la certeza de que el ritual funcionará.

Después de que digas la oración, tómate un tiempo para luego comer la fruta y el pan, con ello simbolizarás lo bueno y lo saludable.

No derrames el agua que está en los vasos, toma uno por día hasta que se acaben.  Y si estás realizando este hechizo por otra persona, regálale la imagen del santo y dile lo poderoso que es, tal vez esa persona quiera decir una oración en su nombre y esto aumentará las posibilidades de sanar.

Si la persona enferma eres tú, lleva contigo la imagen del santo a donde quiera que vayas.

Recomendaciones

Cada uno de estos hechizos pueden ser realizados durante tres noches para que tengan más efectividad, pero cada vez tienes que hacerlo con mayor concentración.

Debes saber que este tipo de magia blanca debe ser apenas un complemento de lo que el médico haya recetado al enfermo, jamás debe verse como una sustitución del tratamiento de un especialista, que es a quien debemos acudir en primer lugar.

No olvides compartir estos rituales con tus amigos para que como tu sientan una esperanza de sanación.