Saltar al contenido

Oración para el trabajo

En un mundo donde la competencia laboral y las crisis económicas están a la orden del día, no solo las personas en situación de desempleo necesitan con urgencia pertenecer al gremio de trabajadores de su país, sino que aquellos que ya hacen parte de la comunidad productiva, deben tratar de cuidar su puesto de trabajo antes de que otra persona se quede con él.

Los creyentes cristianos suelen recurrir a los santos para pedir favores, siendo lo más común hacer peticiones para mejorar la salud y conseguir el amor, pero, lo que pocos saben es que también existen oraciones para el trabajo, bien sea para conseguir o para protegernos de cualquier problema en el ámbito laboral.

Oraciones para el trabajo

 

Algunos santos como San Judas Tadeo y San Expedito suelen ser los más mencionados a la hora de solicitar un empleo. Estos santos, conocidos por ser patronos de las causas justas y urgentes, tienen oraciones a en las que podemos incluir nuestras peticiones sobre el trabajo.

Sin embargo, también hay otras oraciones que podemos realizar en función de encomendarnos a Dios para que todo salga bien durante una entrevista, el primer día en el trabajo o para conseguir ser tomados en cuenta en un empleo.

Oración antes de llegar al trabajo

 

Padre Celestial, al entrar a mi lugar de trabajo, deseo invocar tu presencia, y darte gracias por este nuevo día. Te pido que reine la paz, tu gracia, tu misericordia y tu orden perfecto en esta empresa. Bendice mis proyectos, ideas y todo lo que realice, para que aún mis más pequeños logros sean testimonio de tu gloria.

Bendice, Señor, a mis jefes, compañeros, clientes, y a todas las personas que este día se relacionen conmigo.

Renueva mis fuerzas para hacer mi trabajo de la mejor forma posible. En este día te pido, Señor, un corazón generoso para atender con amabilidad a todas las personas y no ser indiferente a sus necesidades. Ojos para descubrir lo mejor en los que me rodean.

Una boca que sonría con frecuencia, que diga frases optimistas.

Dos manos que trabajen honradamente y con entusiasmo, para satisfacer las necesidades de mi familia y mías.

Especialmente, Señor, dame una fe profunda para creer en tu palabra y una voluntad decidida para actuar correctamente y hacer el bien.

Señor, cuando esté confundido guíame, cuando me sienta débil, fortaléceme, cuando esté cansado lléname con la luz del Espíritu Santo.

Te pido que en este día que el trabajo que haga y la manera cómo lo haga, esté de acuerdo con tu palabra y tus mandamientos. Y, te pido, Señor, que cuando termine mi trabajo de hoy, me conduzcas con seguridad hasta mi casa. Amén.

Oración para el trabajo al Espíritu Santo

Santo Espíritu,

La señal de amor del Ser Supremo y su unigénito hijo, Jesús,

Tú, que iluminas al mundo con tu luz resplandeciente y tu amor incondicional,

aprueba mi petición que, con mucha humildad y sencillez, realizo a tu nombre.

 

El día de hoy necesito de tu confianza y seguridad,

para que, el regalo que el sempiterno Dios me guarda,

sea un trabajo estable que llegue a mi vida.

 

Santo Espíritu,

Guía mis pasos por el buen camino,

para no decaer en conflictos con adversarios u obstáculos,

que impidan la obtención del empleo pleno.

 

Llena mi alma de tu divina voluntad,

motiva mis esperanzas y blinda mi cuerpo,

mis manos trabajadoras y mi rostro cansado,

para que nunca falte en mi vida una digna labor.

 

Santo Espíritu,

Tú, que eres la semilla de Cristo en la cruz,

que fuiste esparcido por toda la humanidad, para salvarnos de nuestros pecados,

espárcete en mi vida ahora,

para que en ella fluya el trabajo que necesito.

 

Espíritu de amor, alerta única de nuestro Señor todopoderoso, Dios,

y su hijo, Salvador de cada uno de los seres que habitamos la Tierra,

que el día de hoy, sea tu voluntad la que triunfe,

por los siglos de los siglos.

Amén.

 

Oración para encontrar trabajo

 

Amado Padre celestial, en el nombre de Jesús, busco tu sabiduría y confío en ti para dirigirme a buscar el trabajo que es mejor para mí.

 

Quiero desde ya caminar bajo tu misericordia y verdad y sin inclinarme a mis propios deseos y entendimientos superficiales.

 

Ayúdame a conseguir un buen trabajo en el que, por mis propias manos, nada me falte ni a mí ni a ninguno de los míos.

 

No me preocuparé ni tendré ansiedad por nada, Padre, porque siento tu paz venir sobre mi corazón y mi mente.

 

Tu eres mi fuente de agua viva, tengo confianza en tu providencia y en que me das la fuerza para resistir día a día los altibajos de mi vida.

 

Te doy gracias, Padre, por proveer mi necesidad de empleo según tus riquezas y para la gloria de nuestro Señor.

 

Oh mi Dios, que tu fuerza me acompañe hoy para encontrar empleo. Condúceme a ese trabajo que amaré y valoraré con toda mi alma.

 

Guíame a un lugar con un ambiente de respeto y cooperación, en un ambiente seguro y feliz.

 

Ayúdame a encontrar ese balance mental y espiritual en ese nuevo puesto de trabajo que tienes guardado para mí

 

Gracias señor, por escucharme y ayudarme hoy. La vida no siempre es fácil, pero me esforzaré por recordar que Tú siempre estás ahí para ayudarme en todo momento de mi vida.

 

Bendito seas señor, bendito sea tu santo nombre,

 

Amén.

¿Cuándo realizar estas oraciones?

Es importante saber que estas oraciones deben ser un complemento a nuestra búsqueda activa de empleo, y, en el caso que ya lo tengamos, debemos hacer lo propio y trabajar de forma honesta, sin hacer daño a nadie. Esto quiere decir que, sí, Dios es poderoso, pero él también espera que pongamos de nuestra parte y sintamos interés por dejar la pereza y por querer salir adelante por nuestros propios medios.

Entregar currículos con fe y realizar estas oraciones cada noche nos ayudará a conseguir empleo lo más rápido posible, mucho antes de lo que esperamos.